[RESEÑA] Dragonheart: Corazón de dragón // Película de 1996

Dragonheart, la película de 1996 dirigida por Rob Cohen y escrita por Charles Edward Pogue y Patrick Read Johnson, es considerada por algunos (grupo entre el que me incluyo) un clásico de cine del género fantástico y por muchos otros un producto de serie B con potencial pero insuficiente. Como sea, lo cierto es que en su época marcó más por la innovación en los efectos especiales del dragón que por su argumento o personajes. Con el pasar del tiempo, no obstante, Draco se ha convertido en uno de los dragones más queridos del cine y la preciosa BSO compuesta por Randy Edelman ha sido utilizada para trailers de películas como Dos hermanos (2004), Mulán (1998) o Siete años en el Tíbet (1997).

El viejo código

Bowen, un caballero del viejo código, entrena al príncipe Einon y trata de educarlo para ser un joven de buen corazón y así no cometa las mismas atrocidades que su padre, el tirano rey Freyne. Pero en una trifurca el joven Einon es herido de muerte y, para salvar su vida, la reina Aislinn (acompañada de Bowen) lleva a su hijo a un antiguo dragón. Este le entrega al príncipe parte de su corazón de modo que pueda seguir con vida, no sin antes hacerle prometer a Einon que honrará el viejo código de caballería. Con el pasar de los años, Einon demuestra ser un rey tan despiadado como su difunto padre; lo cual lleva a Bowen a pensar que es la esencia del dragón lo que ha envenenado el corazón del príncipe, y por ello jura vengarse y se convierte en un cazador de dragones. De ese modo, Bowen acaba topándose con Draco, quien dio parte de su corazón al príncipe (aunque el caballero desconoce que se trata de él), y este rebela ser el último de su especie. Por lo que más pronto que tarde propone un trato a Bowen para que este no pierda su trabajo como cazador de dragones: ambos viajarán de pueblo en pueblo y el caballero simulará matar al dragón para después reclamar una recompensa. Esta unión los llevará a luchar por la liberación de la tiranía del rey Einon.

DragonHeart-Movie-Wallpapers-5.jpg

Dragonheart nos cuenta una bonita historia sobre la amistad y el valor, con personajes bien definidos y buenas interpretaciones. Una banda sonora muy característica y que dota de emoción el metraje, especialmente en las partes épicas y en ese desgarrador y bonito desenlace. Draco, el dragón, es el personaje más destacado y carismático de la película; siendo el principal motivo por el cual Dragonheart sigue apareciendo en las listas de películas más destacadas del género fantástico.

Una bonita fábula

Dragonheart es lo que se denomina un buddy film (es decir, película que se centra en el desarrollo de la amistad entre dos personajes; en este caso Draco y Bowen) y, aunque el cine está plagado de películas del estilo (entre las que destacaría la maravillosa Cómo entrenar a tu dragón) no puedo dejar de recomendar esta bonita fábula sobre el valor y la honestidad donde aprendemos que somos nosotros mismos los que labramos nuestro destino. A menudo se nos presentan a los dragones como enormes bestias peligrosas e irracionales. Draco, por el contrario, es un ser inteligente que habla y dispone de un fuerte sentido moral; añorando los tiempos en los que los de su especie compartían su corazón con nobles caballeros, siguiendo un código de valor.

DragonHeart-Movie-Wallpapers-9.jpg

No fue una innovación tampoco, pues la figura del dragón no ha estado nunca limitada a ser una bestia feroz, pero los dragones de Dragonheart son hoy en día todo un referente a este tipo de dragones (de igual modo que lo es Fújur de La historia interminable).

La película que pudo ser

Según tengo entendido, en su día la intención con Dragonheart era escribir una versión de género fantástico de Skin Game, película en la que un esclavo y su esclavista se dedican a organizar falsas compraventas para así levantar el dinero a terratenientes incautos. Es decir, que el germen de Dragonheart es la trama del último dragón y un cazador de dragones estafando cuantos pueblos se crucen en su camino. Al menos, así lo ideó Patrick Read Johnson. Pero se acabó contratando a  Charles Edward Pogue para finiquitar el guión de la cinta y a Rob Cohen para dirigirla.

Dragonheart - copia.jpg

Como resultado, Dragonheart acabó siendo una película más edulcorada con diversas sub-tramas, siendo la idea inicial un capítulo más dentro del acabado final de la cinta. ¿Quién sabe si le habría sentado bien un rumbo más oscuro? En lo personal no tengo quejas con la película, realmente tocó mi vena sensible.

Secuelas

Con los años Dragonheart acabó convirtiéndose en una franquicia con diversas secuelas bastante olvidables e innecesarias, aunque sí son entretenidas y desarrollan elementos de la mitología de este mundo fantástico que no se desarrollan en la primera. Dragonheart: Un nuevo comienzo llegó en el año 2000 y supuso una tremenda decepción para los seguidores. En 2014 se resucitó la saga con Dragonheart 3: La maldición del brujo, la cual dio para una secuela más en 2017 (Dragonheart 4: Corazón de fuego). 

DragonHeart4MovieColl_DVD_BackArt_191329016961 - copia.jpg

Puntuación 4

Dragonheart es una bonita fábula de fantasía épica que muchos consideran un clásico y otros poco más que una película dominguera. En su época marcó más por la innovación en efectos especiales que por su argumento y es realmente con el paso de los años cuando se ha ganado cierto reconocimiento. Una cinta de fantasía clásica con una preciosa banda sonora y un personaje inolvidable: Draco. Dragonheart tiene también un final muy especial, bonito y triste a la vez; que te deja con una sonrisa empañada de lágrimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s