El narrador ideal para tu historia (mezcla de narradores)

Si bien es cierto que puedes escribir tu libro decantándote por uno de los tres tipos de narradores, también existen varios recursos para incluir más de uno en un mismo relato. Un ejemplo muy claro son las cartas o los diarios. Puedes escribir la historia en tercera persona, pero añadir partes de un diario personal de tu personaje; o mediante cartas, correos, mensajes o chats en los que incluir narraciones en primera persona. También recurrir a los diálogos, haciendo que tu personaje le cuente a otro esa escena que decidiste cortar para mantener al lector intrigado. Incluso en la primera persona puedes hacer que tu personaje cuente, o escuche, la historia de otro. O recurrir a los sueños, contando las aventuras de tu personaje, mientras duerme, desde su propio punto de vista.

Puedes aprovechar para hacer cambios de narración en un prólogo, un epílogo o un interludio (de lo que os hablamos en este otro artículo). Un prólogo puede ser perfectamente una canción o un poema, o un sueño narrado en primera persona aunque el resto del relato lo narres en tercera. Puedes hacer exactamente lo mismo con el interludio, o hacer que el epílogo, por ejemplo, sea una carta, o incluso una noticia en un periódico. Las posibilidades son casi infinitas.

Anuncios

Un comentario en “El narrador ideal para tu historia (mezcla de narradores)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s