Tag de autor //Mi yo escritor//

Nusansu me ha nominado para este Autor-tag creado por Saimarné y me ha parecido la mar de interesante, ya que es una oportunidad para que los que escribimos demos a conocer una parte de nosotros. Así que, sin más preámbulos, respondo a las preguntas.

¿Con cuántos años empezaste a escribir?

No estoy del todo seguro, pero creo que la cosa, más o menos, empezó a los 9 años, después de ver por primera vez la película Harry Potter y la cámara secreta. Empecé a escribir con mi amiga (Lorena S. Gimeno) un fan fic y, desde entonces, mi mente no ha dejado de inventar historias. También empecé a leer por esta película.

Publica tu primer escrito (o un fragmento de él si lo consideras demasiado largo)

Pues no dispongo de mi primer escrito, ya que lo redacté a mano, se lo dejé a una compañera del instituto y aún estoy esperando que me lo devuelva. Pero sí me acuerdo de cómo empezaba:

“Él huía de ella, corrían por el bosque, parecía una batalla.
-¡Nunca me alcanzarás! -gritaba él. Y entonces, tras decirle <<¡gusano!>> ella le disparó una flecha…”

Era una historia titulada Fantasy World (sí, lo sé, nada original) y trataba de un mundo al cual se accede a través de los sueños. En él, todas las personas del mundo real tienen otro “Yo”, excepto la protagonista (Kaoru) que era la única capaz de viajar entre ambos mundos. La historia estaba muy inspirada en Inuyasha, incluso comencé a dibujarla en cómic, y el estilo era muy similar al de Rumiko Takahashi.

¿Por qué empezaste a escribir?

Por puro frikismo, así sin más. Estaba tan cautivado con el universo de Rowling que quería ser parte de él, ir a Hogwarts. Por eso Lorena y yo ideamos el fan fic (Harry Potter y el diario misterioso) y luego, a la hora del recreo, lo representábamos como si realmente estuviéramos estudiando en la escuela de magia. Incluso nos hicimos varitas con cañas de bambú. Después, sencillamente, fui inventando más historias (algunas con amigos, otras yo solo) y no recuerdo en qué momento decidí que quería ser escritor. Digamos que surgió como algo natural, una necesidad irrefutable de escribir. Al principio, lo hacía solo para mí, pero con el tiempo comprendí que quería compartir mis historias con los demás así que fui dejando mis escritos a mis amigos y… hasta día de hoy, con un libro publicado en Amazon (El Hombre de Espino), varios relatos y escribiendo la segunda novela “oficial” (porque, evidentemente, he escrito otros textos que jamás enseñaré).

¿Tienes algún proyecto literario entre manos en este momento?

Lo cierto es que no tengo uno, ¡tengo muchos! Pero no me puedo dedicar a todos ellos a la vez a tiempo completo así que me veo obligado a priorizar. Actualmente estoy trabajando en una serie de novelas de fantasía urbana junto a Lorena S. Gimeno, titulada Las Vigilantes de lo Oculto. Este proyecto a dado muchas vueltas y se empezó a publicar en la revista literaria Juegos Florales (actualmente descatalogada). De momento, hemos decidido, sencillamente, escribir unas cuantas novelas y ya después decidiremos qué hacer con ellas. Por hablar un poco de mis proyectos en solitario, diré que en desarrollo argumental tengo un libro de fantasía para niños (Nayrda), una saga de fantasía épica (con el título provisional de (Elvenvor) y una novela de fantasía urbana con toques de ficción histórica (Eredir). Los títulos son completamente provisionales (Nayrda es el nombre de la protagonista, Elvenvor el del escenario y Eredir es algo que por lo pronto me lo guardo porque el libro aún no tiene una estructura definida). Tengo otras historias pendientes, ya que cuando se me ocurren ideas las apunto y voy desarrollando poco a poco; pero las mencionadas son las historias a las que doy prioridad en este momento.

¿Tienes algún personaje literario propio como favorito?

Esto es bastante complicado, ¡también tengo muchos! Más bien, de cada historia tengo un personaje preferido. Pero si tuviera que escoger… creo que elegiría a Zaniel. Es un personaje que inventé estando en el instituto, y la historia que inventé para él ha sufrido demasiadas mutaciones. Me obstiné mucho ya que quería sacarla adelante sí o sí, pero no dejaba de ser una historia inventada por un chaval de instituto. Pero Zaniel siempre ha sido un personaje muy especial, y por él me rehusaba a darla por perdida. Finalmente decidí dejarlo estar. Tenía muchas otras esperando que les prestase atención, y aproveché para rescatar muchas de las ideas de la historia de Zaniel para esas otras. A día de hoy creo que fue la decisión correcta. Pero Zan es un personaje que sigue sin historia. He querido rescatar su nombre, pero no concibo a otro personaje con él. No sé si algún día acabará apareciendo en algún libro mío, pero por lo pronto seguirá siendo un personaje que únicamente yo conoceré.

¿Has publicado alguno de tus escritos?

Sí, en mi blog tengo diversos relatos y poesías. Además, 2016 pasado escribí El Hombre de Espino (una historia creada por Luis Anlo, Lorena S. Gimeno y por mí) y la publicamos en Amazon tanto en formato Ebook como en papel. Aún no he probado trabajar con ninguna editorial ya que El Hombre de Espino, sencillamente, queríamos editarla nosotros. Pero es algo que tengo en mente aunque, para ello, tengo que ponerme las pilas y terminar más novelas.

¿Has ganado algún premio en un concurso literario? 

Pues precisamente el mes pasado gané el tercer premio del concurso organizado por Ateneu Alba de Cunit con mi relato “ALMA“. No acostumbro a presentarme a concursos, o más bien, este es el primero al cual me presento (por eso fue toda una sorpresa haber ganado uno de los premios) y la verdad que el apoyo del jurado, de los que asistieron al evento y mi profesora de catalán me ha animado mucho y ya me encuentro seleccionando otros concursos en los que participar.

¿Hay algo malo en el mundo de la literatura?

Ufff, aquí podría hablar de la dificultad que supone finalizar una novela, destacar o incluso publicar un libro o hacer publicidad del mismo. Pero en realidad no los considero aspectos negativos porque son cosas que determinan hasta qué punto uno quiere escribir o qué sacrificios está dispuesto a hacer.

Así que si tuviera que decir algo negativo sería lo mal aceptados que estamos tanto lectores como escritores en la sociedad. O más que mal aceptados, lo prejuzgados que estamos. La gente, por lo general, tiende a pensar que somos personas poco sociables o unos frikis sin remedio. También que no tenemos pasiones más allá de los libros o infravaloran nuestra profesión. Considero que es algo triste y de muy mal gusto puesto que mi vida no se acaba en los libros ni soy antisocial (aunque friki sí me considero ¡y con orgullo!) por no hablar de que escribir es algo maravilloso que fomenta la imaginación, la creatividad y nos incita a reflexionar o ver el mundo desde distintos puntos de vista.

¿Consideras la escritura como un «trabajo fácil»?

No lo es, en absoluto. Se necesita constancia y mucha, pero que mucha paciencia. No basta con inspiración, imaginación o creatividad. Inventar una historia coherente e hilar todas las tramas es algo que trae muchos dolores de cabeza y nos quita mucho tiempo de nuestra vida que podríamos dedicar a otras cosas. Redactar tampoco resulta sencillo, ya que hay mil formas de escribir una novela, o un relato o tan solo una escena y escoger las palabras adecuadas no es algo que se deba tomar a la ligera. También es una profesión que se debe tomar con psicología y obliga a aquellos que la realizan a mantenerse al día de los constantes cambios de la RAE o a leer mucho (esto último es negativo solo en parte, ya que leer es bueno, pero no siempre disponemos de todo el tiempo que nos gustaría para ello).

¿Algo triste en el hecho de escribir una novela?

Pues lo cierto es que sí. Yo soy una persona que se encariña muchísimo con los personajes (tanto cuando leo como cuando escribo) y, además, un autor que acostumbra a matar a muchos. La muerte es parte de la vida y es necesaria, por no hablar del impacto dramático que provoca en una historia o en otros personajes. Pero a la vez, cuando tengo que matar a uno que aprecio mucho… lo paso realmente mal. Sobre todo cuando debes describir los sentimientos que el hecho provoca en otros. Es, a la vez, algo muy bonito: esa conexión entre autor y personaje.

Otra cosa que podría decirse negativa, o positiva depende del punto de vista, es que jamás se llega a sentir algo parecido a lo que se siente cuando uno escribe una escena o secuencia determinada. Me explico: cuando escribo, siento la historia de una determinada forma que no se va a repetir por mucho que la lea y relea. El momento de escribir es algo único donde tú eres la historia, eres los personajes y donde haces magia con las palabras: das vida. Puedes revivirlo leyendo una y otra vez tu escrito, pero esa primera sensación no se va a repetir por mucho que te introduzcas en la historia. Es algo similar a cuando lees un libro por vez primera, pero mucho más intenso. Por ello, es positivo en el sentido de que es un momento mágico, único. Y a la vez negativo porque jamás volverás a sentirlo de la misma forma y como autor sabes que, por mucho que tu obra pueda gustar a los lectores, nunca la van a sentir como la sentiste tú cuando la escribiste. No sé, es algo un tanto complicado de explicar.

¿Ves factible vivir de lo que escribes?

Pues no, jamás pretendí vivir de la pluma. Y es algo muy muy negativo puesto que escribir te quita mucho tiempo de tu vida y, si quieres ser constante, te toca hacerlo en los ratos libres; ratos que, con la sociedad de hoy en día, son cada vez más escasos. Te ves obligado a compaginarlo con el trabajo, los estudios y el ocio. Pues, aunque no estés realizando una carrera, escribir te obliga a seguir estudiando y actualizando tu información. También debes seguir leyendo pues es una buena forma no solo de mejorar tu redacción, sino de estar al tanto de las novedades o de aquello que vende o se pone de moda. También es complicado decidir por qué géneros decantarse. Aunque personalmente, yo escribo lo que me apetece escribir, sin tener en cuenta los esnobismos. También hay mucha competencia y cuesta mucho destacar. Publicar con editoriales es algo complicado también ya que pocas veces tienes la seguridad de que el manuscrito que les mandas va a ser leído. De cara a la auto-publicación, debes estudiar publicidad y saber realizar buenas portadas, buenas correcciones o buenos eslóganes. Ni siquiera siendo superventas tienes garantizado el poder vivir de lo que escribas porque que tu obra se venda mucho no te asegura que la siguiente también lo hará, incluso diría que ser superventas te condiciona. Así que no, no veo factible vivir de lo que escribo, pero sí me gustaría dedicarme a tiempo completo a ello, ya que para mí escribir es una necesidad y no concibo mi vida sin mis historias y personajes.


Y bueno, hasta aquí este Autor-tag. Agradezco a Nusansu la nominación y a Saimarné haber empezado esta cadena, ¡ha sido una idea excelente! Y, por ello, voy a nominar a Lorena S. Gimeno, a Mundos y leyendas y a Diodoromateo. Aprovecho la ocasión para recomendaros entrar en sus blogs y echar una ojeadita, pues disponen de artículos y escritos realmente interesantes que merecen ser leídos.

PD para los nominados: estaría bien, aunque no es obligatorio, que nomináseis a 3 autores y les avisáseis para mantener la cadena.

Anuncios

11 comentarios en “Tag de autor //Mi yo escritor//”

  1. Me encantan tus respuestas 😉 Veo que tenemos orígenes similares jeje. Aunque no empecé por ella exactamente (y por eso no lo he puesto en mi tag), ser como Rowling y ser capaz de hacer lo que hace ella fue una de las motivaciones extra para coger mi lápiz.
    Nos leemos.

    Me gusta

      1. Tengo que leer algo de Laura Gallego, he escuchado muy buenas críticas de ella.
        Rowling me sigue gustando («La vacante imprevista» es un libro estupendo y muy distinto al resto de sus escritos), pero por gustos personales, géneros y estilo, desde hace años me quedo con King como modelo. Aunque creo que hay que estar un poco demente para imaginar y escribir lo que él.

        Le gusta a 1 persona

      2. No he leído “Una vacante imprevista”, no sé, no termina de llamarme y, sin embargo, sí me llaman las novelas negras que ha publicado con pseudónimo (aunque no recuerdo el título). De Stephen King no he leído nunca nada tampoco, aunque no lo descarto en absoluto. Ya tendremos una conver en la que tu me recomiendes algunos en concreto, y yo lo mismo con Laura Gallego jejeje

        Le gusta a 1 persona

      3. Me parece perfecto. Cuando quieras^^ (aunque recomedar sol oalgunos de King me resultará difícil jeje). Sin embargo, “Una vacante imprevista” también te lo recomiendo. Yo lo cogí por provar, sin saber muy bien a qué atenerme y me pareció muy duro pero muy bueno. Quizá algun día haga una reseña.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s