El narrador ideal para tu historia (1ª persona)

El narrador ideal para tu historia consiste en un total de cinco artículos con los que pretendo ayudarte a, como su nombre bien indica, escoger el narrador que encaja con el relato que te dispones a escribir según el tipo de historia, o el género; también te hablaré del tiempo y te daré recursos útiles para utilizar unos u otros o hacer mezclas que enriquezcan tu escrito. Parece poca cosa pero, lo cierto, es que la voz que decidas escoger puede ser crucial para potenciar algunas de las partes de tu obra; y considero oportuno conocer las ventajas y desventajas que tiene cada tipo de narrador. ¡Empecemos con la primera persona!

Una breve introducción los distintos tipos de narrador:

  1. Primera persona: Consiste en narrar los hechos y acciones desde el punto de vista de uno o varios personajes.
  2. Segunda persona: Consiste en explicar al lector lo que le está sucediendo. Es decir, una conversación tu a tu en la cual el escritor inventa una historia alrededor del que la lee.
  3. Tercera persona: Este narrador cuenta la historia de otras personas y no aparece en el relato. En la tercera persona, además, tenemos dos categorías más de narradores:
    • Observador: Este narrador solo cuenta los hechos que puede observar, sin conocer los pensamientos o las emociones de los personajes.
    • Omnisciente: Este narrador conoce los pensamientos y emociones de los personajes, aunque cuente la historia en tercera persona.

Ventajas de la 1ª persona

La principal ventaja de este narrador es la cercanía con el lector. Por mucho que un narrador en tercera persona omnisciente pueda rebelarte las emociones del protagonista, siempre sentirás más familiaridad si es el mismísimo personaje el que te cuenta su historia. Y tú como narrador aprenderás a conocerlo en más profundidad, a hacer tuyos sus pensamientos.

Precisamente por lo expuesto es necesario, en el caso que decidas narrar tu novela en primera persona, que dotes a tu protagonista de una personalidad o bien carismática o bien con la que el lector se pueda sentir identificado. Documentarte bien acerca de la época en la que escribes el relato y tener en cuenta el tipo de vocabulario que necesitas. Sobre todo si decides hacer una historia de época resulta crucial conocer expresiones o detalles culturales. Seguramente tú como persona utilizarás palabras o tomarás referencias en base a tu entorno o los medios de comunicación que fomentas, y tus personajes merecen ese mismo trato; no debes olvidar que en la primera persona tienes acceso absoluto a sus pensamientos, pero también estás a merced de ellos.

Por poner algún ejemplo, supongamos que tu personaje es un mecánico; en este caso estaría bien que te informaras sobre tipo de motores, herramientas o utensilios de la profesión. Hacer comparaciones con coches u otros vehículos, o con procedimientos característicos de la mecánica puede ayudarte incluso en las descripciones. Si por el contrario hablamos de una mujer en la edad media habría que tener en cuenta el lugar de la figura femenina en aquella época, sobre todo si esta pertenece a la nobleza. También deberás tener en cuenta el conocimiento de tu personaje de cara al tipo de vocabulario que vas a utilizas. Si es una persona dada a hablar con un lenguaje de calle, es lógico que este aparezca en la narración; pero si el personaje es poético, deberás narrar de una forma más poética. Ten en cuenta además que, si tu personaje es una persona que se fija mucho en su entorno, o en el físico de las personas, estaría bien que profundizases en las descripciones; si por el contrario se trata de una persona que suele andar mirando el suelo, no tiene demasiado sentido que describas cada detalle del camino. Esto ayudará a profundizar en la narración.

Desventajas de la 1ª persona

El principal inconveniente de la primera persona llegaría a ser la limitación a la hora de saltar de un personaje a otro. Porque puedes introducir varios puntos de vista, pero estos deberán ir separados o bien por secuencias, o bien por capítulos. En tal caso, es recomendable poner el nombre del personaje que va a narrar antes de su primer párrafo, o avisar del cambio de alguna manera. Con la tercera persona, por el contrario, resulta mucho más fácil saltar de un personaje a otro. Por eso no recomiendo la primera persona para hacer historias demasiado corales porque puedes llegar a abrumar al lector si no lo haces correctamente.

El tiempo

Luego tienes la opción de narrar tu historia en pasado o presente. Sobre el tema debes tener en cuenta que si narras la novela en pasado, tiene que haber un momento en el que el personaje se detenga a escribir o contar su historia (aunque ese momento no aparezca en el relato), por lo que este tiempo ya indica que el personaje en cuestión “sobrevivirá” al final la obra. Se pierde un poco esa sensación de incertidumbre hacia un futuro incierto y es algo que narrando en presente se solventa de sobras. Cabe decir que la narración en presente suele entregar más dinamismo.

Ideal para…

Si tu novela consiste en una historia más sentimental y profunda, o más sensitiva, te recomiendo narrarla en primera persona. Por el simple hecho de que lograrás más cercanía con tus personajes y es una narración más propensa a lograr que el lector sienta lo mismo que siente el protagonista. Pero también para historias detectivescas es un tipo de narrador que encaja a la perfección: de ese modo, si cuentas el relato desde el punto de vista del detective y haces que el lector siga su razonamiento y su búsqueda de pistas lograrás que se interese más por el misterio en cuestión. De cara al género de terror puede beneficiarte del mismo modo: consiguiendo que el lector sienta el miedo de los personajes.

Anuncios

7 comentarios en “El narrador ideal para tu historia (1ª persona)

  1. nusansu90 dijo:

    Buen artículo. La primera persona es una voz difícil de dominar a veces, pero personalmente me gusta mucho, especialmente para relatos cortos o historias en las que la fuerza reside en las sensaciones del personaje.
    Aprovechó la ocasión para comunicarte que te he nominado en mi última publicación para hacer un #AutorTag. Te dejo el enlace del mío y, si te animas a hacerlo, déjame el tuyo y me pasaré. ¡Saludos!
    https://www.nusansu.es/tag-de-autor-mi-yo-escritor/

    Le gusta a 1 persona

    • Jonathan Naharro dijo:

      Coincido en lo que dices sobre la primera persona. Yo me siento muy cómodo según con qué personajes y también es un recurso ideal para usar un vocabulario más “vulgar” y desenfadado; de hecho, en novelas suelo tirar a la tercera persona por el simple hecho de mostrar diversos puntos de vista pero, de cara a mis relatos, todos están narrados en primera persona. Excepto “Alma”, donde hice una mezcla rara entre primera y tercera, o “La calle 24”, que es mi primer escrito en segunda persona xD.

      ¡Y ahora mismo me paso por tu publi! Nunca me habían nominado a un tag y me hace mucha ilusión hacer uno^^ nos vemos por tu blog jeje

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s